Redacción SEO: del “mis posts nunca posicionan” al “Google me quiere y mi Analytics lo nota”

Todos soñamos con Google.

Bueno, mejor dicho, todos soñamos con posicionar un montón de palabras clave que nos traigan miles y miles de visitas a nuestra web.

Visitas que se convertirán en suscriptores y clientes.

Pero como todo lo bueno, conseguir que nuestros contenidos escalen por los resultados del buscador y superen a la competencia… precisamente, fácil no va a ser.

Hola. 🙂

Soy Cova Díaz (de covadiaz.com), copywriter y redactora web.

Esto se traduce en que me dedico a ayudar a emprendedores digitales a conseguir clientes y visibilidad gracias a los textos de su web.

¿Existe una fórmula para crear ese post que a Google le encante? ¿Cuáles son los engranajes internos de la redacción SEO?

En este artículo no solo te respondo a esas 2 preguntas, sino que te cuento todo lo que he aprendido después de conseguir aumentar el tráfico orgánico de muchos de mis clientes.

¡A la conquista de Google!

¿Qué tiene que tener un post para enamorar a Google?

Normalmente, cuando hablamos de redacción SEO o de escribir para el buscador, pensamos en keywords y en dónde colocarlas. Como si solo por el hecho de poner una palabra clave en la url, el título o en un H2, por arte de magia, el post se fuese a posicionar.

Pues no. Siento decirte que eso sería demasiado fácil.

Entonces, ¿cuál es la clave?

La calidad.

Escribir un contenido que sea tan bueno que encante a tus lectores.

Y es que todo empieza ahí. Como Google quiere ofrecer los mejores contenidos que existen en el buscador, cada vez afina más su algoritmo para detectar los artículos que son buenos de verdad.

Pero no nos adelantemos, por ahora quédate con una idea:

Lectores felices = Google feliz.

Nota importante antes de seguir

Hay 2 cuestiones que tienes que tener en cuenta a la hora de pensar en posicionar tus contenidos:

  1. No va a ser rápido: si tu blog acaba de nacer, pueden pasar 5 o 6 meses hasta que Google se digne a hacerte caso.
  2. El SEO es mucho más: el algoritmo que usa Google para valorar tu posicionamiento tiene muchísimos criterios. Además de los contenidos, está toda la parte que corresponde al SEO On Page (velocidad web, arquitectura…) o la autoridad que tienes (por ejemplo, por la cantidad y calidad de los enlaces que recibes).

Es posible que todo lo que te acabo de decir hasta ahora te suene muy complejo y te hayas quedado un poco chafado. No te preocupes, porque justo estás en un blog donde vas a encontrar toda la información que necesitas para tener optimizada tu web.

Te recomiendo:

Y en cuanto a los enlaces… no te fijes ahora en eso. El linkbuilding es una parte más compleja del SEO; céntrate en crear unos buenos contenidos y todo lo demás llegará por sí mismo. 😉

¿Y qué se supone que es un artículo de calidad?

Antes te he dicho que el requisito indispensable para que un contenido posicione es que sea de “calidad”. Pero como esto es algo bastante abstracto, vamos a hacer una radiografía de este contenido “perfecto”.

  1. Lector ideal: un buen post es un contenido que aporta información valiosa. Un artículo donde abordes de forma superficial el tema o des una visión muy generalista no va a funcionar bien. Por eso es tan importante que definas a tu lector ideal y que conozcas a la perfección cuáles son sus necesidades.
  2. Aportar valor = utilidad: en línea con lo anterior. Tus contenidos tienen que facilitar la vida de tu lector, solucionar sus problemas cotidianos.
  3. Información actual: ¿no te da mucha rabia cuando lees un post y ves que cuenta algo que está desfasado? Verifica siempre que todo lo que explicas sea actual o que las herramientas que muestras estén en la última versión (y piensa que te tocará actualizar cuando vayan modificándose).
  4. Lo que nadie cuenta: seguro que tú también has tenido la sensación de “esto ya lo he leído” o “esto es más de lo mismo”. Intenta siempre aportar algo nuevo. Bien porque expliques estrategias, herramientas, recursos poco conocidos, o el enfoque sea diferente (para esto es muy importante documentarse bien).
  5. Redacción amena y entretenida: tus lectores tienen poco tiempo y muchos contenidos diferentes que hablan de lo mismo. Esto significa que a la mínima que se aburran o no cubras sus expectativas… se irán. Por eso necesitas que tu manera de redactar sea agradable, sencilla y ágil. No tienes que ser Shakespeare, pero ten cuidado con caer en lenguaje complejo o muy técnico. Piensa que tienes a tu buyer persona enfrente y escribe como si estuvieses hablando con él.
  6. Recursos en múltiples formatos: las imágenes molan y los vídeos más. Estás escribiendo en internet, donde el lenguaje es multimedia. Haz más atractivo tus contenidos con vídeos, imágenes, presentaciones, audios, infografías, etc.

En definitiva, un contenido de calidad es el que es útil y práctico y está presentado de forma atractiva. Es bueno tanto por dentro como por fuera.

¿Por qué un post SEO debe ser de calidad si Google es una máquina?

Sí, Google no sabe “leer” de la forma que nosotros entendemos. Al final, no deja de ser un bot lo que entra en tu web a revisar tus contenidos.

Pero, si eso es así, ¿por qué preocuparse de la calidad del post? Total, no lo va a apreciar, ¿no?

Pues sí.

Es cierto que Google no sabe leer, pero lo que sí puede hacer es analizar cómo lees tú. 🙂

Es lo que denominamos experiencia o respuesta de usuario al post.

Para determinar si un artículo te gusta, Google analiza ciertas métricas:

  • Tiempo de permanencia en página: cuanto más tiempo estés, más significa que te gusta el contenido.
  • Número de páginas vistas: si el lector indaga en tu web y visita otros artículos o páginas, también es síntoma de que le gusta lo que está viendo.
  • Pogo Sticking: no te asustes por el nombre, que es algo muy sencillo. Aquí Google mide cuánto tiempo tardas en regresar a la página de resultados desde que haces clic en un artículo. Si no lo has terminado de entender no te preocupes, luego hablaré de esto en detalle.
  • CTR: número de clics que recibe el title según el número de impresiones (con title me refiero al título que pones en Yoast SEO o el plugin que uses).

Gracias a analizar tu interacción con la web, Google determina si el post es bueno y, por tanto, lo premia subiendo su posicionamiento o no.

Las 4 claves de la redacción SEO para que tus contenidos posicionen

¡Toca entrar en materia!

Ahora que ya tenemos claro que lo primero es hacer felices a los lectores, vamos a ver todo lo que tienes que tener en cuenta al plantear el texto.

1. Estrategia SEO general

En este post me estoy centrando en cómo escribir para posicionar un artículo, pero antes de eso debes tener claro cuál es la keyword que quieres atacar.

Vamos, que antes te toca hacer un estudio de palabras clave sobre tu temática (si no lo has hecho, te recomiendo que leas este post).

2 recomendaciones a la hora de elegir la keyword principal que vas a atacar:

A.      Tráfico cualificado

Cuando uno arranca con su blog suele caer en la tentación de “hablar de todo”. Sobre todo cuando te encuentras una keyword interesante.

Sin embargo, esto no tiene mucho sentido. No se trata de atraer visitas porque sí, sino de captar potenciales clientes.

Escoge solo palabras clave que tengan relación con tu temática y que tengas opción de convertir en suscriptores.

También, pon especial atención a todas las keywords que tienen intención transaccional (el usuario busca con intención de comprar).

Por ejemplo, si eres freelance y vendes servicios, el nombre de tu profesión o lo que haces será una keyword con intención transaccional (diseño web, diseñador web o diseño web “nombre ciudad”). Estas palabras clave te puede ser más interesante posicionarlas con tu home o con una página de venta (para esto te será muy útil aprender SEO copywriting).

Si tienes un e-commerce, puedes atacar la keyword que corresponde al modelo de cada producto en cada una de las fichas.

B. Keywords accesibles

Este es todo un clásico cuando empiezas a escribir para Google.

Cuando te pones a elegir las palabras clave que incluirás en tu calendario editorial, es habitual el escoger keywords con muchísimas búsquedas.

Ya de hacer, a lo grande. 😀

Sin embargo, esto no es una buena estrategia. Con un blog que tiene pocos meses no tienes autoridad suficiente como para rankear este tipo de palabras clave.

¿Cuáles escoger?

En el SEO no hay verdades absolutas, pero una buena referencia es que empieces a tantear tus opciones con palabras clave de menos de 100 búsquedas mensuales.

2. Intención de búsqueda del usuario

Punto gordo pero que muy gordo este.

Empecemos con una definición:

La intención de búsqueda del usuario se refiere al tipo de información que espera encontrar la persona cuando introduce una palabra clave en Google.

Cuando alguien pone una keyword en el buscador es como si estuviese haciendo una pregunta. La persona tiene una necesidad informativa y busca respuestas.

Esto quiere decir que para que nuestro post ofrezca una buena experiencia de usuario, debemos responder bien a su duda.

Piensa en ti mismo: ¿cuántas veces has entrado en un artículo y al ver que no encontrabas lo que buscabas volviste al buscador para entrar en otro post?

A veces, en menos de un segundo decidimos que ese contenido no es lo que queremos y volvemos al buscador.

¿Te acuerdas del Pogo Sticking?

Pues esto es exactamente.

Cuando Google ve que una persona entra en tu post y al segundo se va, entiende que no has respondido bien a su pregunta y te pone “un punto negativo”.

Te pongo un ejemplo.

Imagínate que quieres invitar a tu pareja a cenar porque es vuestro aniversario. Como es una cita especial quieres que el sitio esté a la altura, pero… no tienes ni idea de a dónde ir.

Así que, te vas directito a Google y pones “restaurantes románticos (nombre de tu ciudad)”.

El buscador te muestra lo que ha encontrado y entras en el primer resultado que es la típica lista. Pero… de esa lista, todas las opciones que te dan son hamburgueserías.

No tardarías ni una milésima de segundo en cerrar ese artículo e irte a por el siguiente (salvo que tengamos un concepto muy distinto del romanticismo). 😉

Piensa en esa persona y ponte en su lugar: ¿qué crees que está buscando? ¿Cómo podrías resolver su intención de búsqueda?

Pues incluyendo información de este estilo:

  • Tipo de decoración que tiene: velas, el menaje, si es temático…
  • Ambiente: por ejemplo, si es pequeño o tiene muchas mesas, si es íntimo, si hace mucho ruido, si hay algo de música de fondo…
  • Servicio: facilidades para hacer algo especial como tener un regalo en la mesa cuando lleguéis.
  • Espacio: si tiene reservados para poder cenar los dos solos.

Se ve, ¿no?

Ahora piensa que en vez de restaurantes románticos, hubieses puesto “restaurantes para ir con niños”.

La información que le interesa a esa persona no tiene nada que ver. En este caso, lo que necesita saber es si tiene…

  • Parque para niños.
  • Menú infantil.
  • Parking.
  • Etc.

Cuánto mejor seas capaz de detectar lo que necesita el lector, mejores serán las métricas de respuesta de usuario. Y como ya te habrás imaginado… para esto es esencial conocer muy bien a tu buyer persona.

Consejo extra: fíjate que la intención de búsqueda del usuario también te da pistas acerca de qué tipo de post es mejor para rankear por una determinada palabra clave. En este caso, las listas funcionan muy bien porque lo lógico es que la persona quiera ver varias opciones antes de decidir.

Cómo sabes cuál es la intención de búsqueda del usuario

En los ejemplos que te he puesto se veía muy bien qué era lo que podía buscar la persona; pero hay otras keywords en las que no se ve tan claro o puedes tener dudas.

Para solucionar esto tenemos un gran aliado: el propio Google.

Es sencillo.

Si el buscador prioriza los contenidos que tienen buenas métricas de experiencia de usuario (los posts que son de calidad), eso significa que esos artículos responden bien a lo que busca la persona.

Por lo tanto, solo tenemos que analizar el tipo de información que dan los primeros posts.

Esto te servirá de referencia para entender lo que quiere el usuario y poder escribir el artículo. Ojo, con esto no quiero decir que cuentes lo mismo, esto es la base. Lo ideal es que mejores la información que tu competencia da. 😉

¿Quieres disparar las visitas de tu web o tu blog?

mockup-masterclass-SEO copy

Aumenta tu tráfico y mejora el posicionamiento de tu web con esta clase gratuita sobre SEO que Dean Romero ha preparado para ti.

Accede ahora a las 3 lecciones y empieza a transformar los datos de tu cuenta de Analytics hoy mismo.

3. Optimización básica del contenido para Google

Y llegamos a las keywords.

No quiero alargarme mucho en esto porque lo más probable es que ya hayas leído mil veces dónde debes poner las palabras clave. Así que voy al grano (y para cualquier duda, ya sabes que me tienes en los comentarios).

¿Dónde poner la keyword?

  • H1: lo que tú escribes como título.
  • URL: optimiza la url para que solo aparezca la palabra clave.
  • H2/H3: aprovecha para incluir variantes con distintos artículos, preposiciones, conjugaciones, en plural, preguntas…
  • Title: el título que pones en el plugin de Yoast y que se ve en los resultados de Google (lo que en SEO se denominan las SERPs).
  • Meta description: aquí no hace falta que pongas la keyword, pero sí es importante que optimices estas líneas para mejorar el CTR (los clics según impresiones).
  • Etiqueta alt: en las opciones de una imagen verás que aparece “texto alternativo”. Aprovecha este espacio para poner variantes de la keyword o long tail (extensiones de la palabra clave).

No te obsesiones con el número de veces que se pone la keyword (lo que se conoce como densidad de palabras clave), porque esto ya no es relevante para Google.

Ahora lo importante es la riqueza semántica.

La semántica es toda esa serie de palabras relevantes a la hora de hablar de un tema y que siempre deberían aparecer.

Por ejemplo, si escribimos un post acerca de cómo cambiarle el aceite a un coche, lo lógico es que aparezcan términos como motor, capó, cala, nivel…

También es muy importante que incorpores todos los sinónimos posibles o maneras de nombrar el tema del que hablas. Si te fijas, además de redacción SEO, a lo largo de todo el post he usado expresiones como “escribir para Google”, “escribir para posicionar”, etc.

¿No tienes muy claros estos principios básicos? Entonces te recomiendo que te leas este post de Dean Romero.

4. La experiencia de usuario: cómo lee e interactúa el lector con tus posts

Y sí, de nuevo sale la experiencia de usuario a la palestra (queda claro que es importante, ¿no?).

Te doy varios consejos para que puedas mejorar tus métricas:

A. Juega con los title

Sobre todo si llegas a la primera página.

En este caso mejorar el CTR es fundamental para conseguir ganar posiciones. Por eso, variar el title para ver si consigues más clics es fundamental.

Consejo: prueba a introducir llamadas a la acción o palabras que movilicen al usuario. Por ejemplo, para este post una buena opción sería… ¿Problemas con tu redacción SEO? Aquí tienes todas las claves.

“Cova, y ¿cómo llevo un control del CTR?”.

Esta métrica la puedes ver en Search Console entrando en tráfico de búsqueda y analítica de búsqueda.

Redacción seo

¡Importante!

Si todavía no tienes esta herramienta o no sabes cómo usarla, aquí tienes un post de Javier sobre Search Console que te va a venir de lujo.

B. Mejora tus enlaces internos

Conseguir que el lector entre en otros artículos o páginas es difícil, pero tenemos varias armas con las que podemos jugar.

  • Final de frase: lo ideal es que coloques el enlace al final de la línea y no al principio o por el medio. La persona sigue leyendo y pierde ese primer impulso de clicar.
  • CTA: “¿tienes dudas acerca de (temática)? Entra en este post y descubre todo lo que necesitas hacer”. Todo lo que sean verbos de acción funcionan muy bien.
  • Listados de posts: al final de un H2 puedes listar todos los artículos relacionados que tengas (tampoco conviene pasarse, lo ideal son 2 o 3 nada más). Es como lo que hice yo en el primer apartado de este mismo artículo. 😉

Otras opciones son instalar un plugin para que se vean los posts relacionados al final o poner en el sidebar lo más comentados o las categorías.

C. Espía a tu lector

Esto es subir unos cuantos niveles, pero sí te recomiendo que lo hagas alguna vez para entender mejor cómo interactúa un usuario con tu web.

Dos opciones muy interesantes son:

  • Mapas de calor: te muestra por colores las zonas que reciben más clics. Ideal para colocar ahí los enlaces. Esto lo puedes hacer de forma gratuita con el plugin Sumo.
  • Grabaciones: con la versión gratuita de Hotjar puedes ver vídeos de cómo se mueve el cursor del usuario, hasta dónde hace scroll o dónde hace clic.

Esto también te resultará muy útil para optimizar tus páginas de ventas. 😉

¿Quieres ganar más visitas con tus contenidos?

Mi objetivo con este post es enseñarte a escribir para que con tus contenidos seduzcan a Google y al lector. Pero, aunque es indudable de que el SEO es importante a la hora de ganar visitas, no es nuestra única opción.

Por eso, si tienes atragantado el tema de conseguir visibilidad, quiero invitarte al webinar gratuito que daré el martes 27 de febrero a las 20:30 horas (hora de Madrid, España).

En él te daré soluciones a los 3 problemas que todos los emprendedores solemos tener a la hora de crear contenidos:

  1. Estrategia: no vale con mirar lo que escribe el de al lado o ir improvisando sobre la marcha. En la amplia mayoría de casos, nadie sabe qué debe escribir para obtener el objetivo que se ha fijado.
  2. Tiempo: escribir cuesta un montón, pero es que encima hay que buscar y optimizar las fotos, maquetar, poner las palabras clave… En el webinar te enseñaré cómo puedes crear tus contenidos más rápido y conseguir más impacto todavía.
  3. SEO: y, cómo no, también veremos más trucos acerca de cómo hacer que el buscador nos dé más visitas.

Así que si quieres hacer que tu Analytics salga de ese encefalograma plano en el que está…

>>> Apúntate ahora al webinar gratuito del martes 27 y trabaja codo con codo conmigo para que tus contenidos atraigan esas visitas por las que tanto suspiras

Y habrá un regalito para los que se queden hasta el final. 🙂

Ahora cuéntame tú…

¿Cómo te llevas con la redacción SEO? ¿Escribes tus posts intentando posicionar o has tirado la toalla con Google? ¿Qué es lo que te parece más difícil de lo que te he explicado?

Agarra el teclado y déjame un comentario que… eso también sube el tiempo en página. 😉

Acceso gratuito
a la Academia de
Hormigas en la Nube

+20 cursos disponibles sobre herramientas, marketing y ventas

Por tiempo limitado estoy regalando el acceso a la librería de recursos de la Academia de Hormigas en la Nube.

Cursos de ActiveCampaign, Elementor, Beaver Builder, WordPress, Copywriting, ventas, email marketing y más te estan esperando dentro. Disponible gratis por tiempo limitado.

Mockup escritorio herramientas
Ir arriba