Los 7 errores SEO que estás cometiendo en tu web sin saberlo (y cómo solucionarlos)

A menudo en mi trabajo como consultor SEO suelo analizar decenas y decenas de páginas web al día con el fin de conocer el comportamiento de Google y estudiar los errores SEO más comunes que se suele cometer.

Como se suele decir, es importante conocer a tu enemigo; y por eso es fundamental estudiar el comportamiento del buscador más famoso del mundo ya que copa hasta el 95% de las búsquedas en España.

Tras analizar decenas y decenas de páginas web (no me atrevo a decir miles, pero casi) he detectado una serie de fallos habituales que se suelen producir en proyectos web que analizo, audito o tengo como clientes.

Por este motivo, estoy hoy aquí escribiendo estas líneas. Mi objetivo es que después de leer este artículo no cometas los mismos errores que comete el 90% de los emprendedores y que sin darte cuenta te están penalizando a ojos de Google.

Hoy te traigo los errores SEO más comunes de internet y cómo solucionarlos. Y como son errores en los que poca gente piensa, presta atención por si tú estás cayendo en alguno de ellos. ¿Me acompañas?

El principal error SEO es no observar lo que hace tu competencia

Más clásico que un Madrid-Barça. Sobre todo, entre usuarios novatos. Me refiero a que se empiece a optimizar el SEO de una página web sin observar qué hace la competencia.

Esto es negativo por varios motivos:

  1. Si no sabes por dónde empezar, comenzarás a trabajar por lo más básico (que no siempre suele ser lo rentable).
  2. Si no analizas correctamente a la competencia, no conocerás la competitividad del sector y puede que por mucho que trabajes el SEO nunca consigas los resultados esperados por la alta competencia y los mayores recursos de los que gozan tus competidores.
  3. Al no analizar a la competencia, no sabrás cual es la estrategia a seguir para replicar la suya y mejorarla. Esta es la clave del SEO: intentar imitar la estrategia del que está posicionado el primero y replicarla de forma mejorada.

Por todos estos motivos:

Si no analizas a tu competencia desde el minuto 1, perderás el foco y, por lo tanto, tu posicionamiento web se verá mermado. Clic para tuitear

¿Cómo solucionarlo? 

Una forma rápida de saber si tu competencia está realizando algún tipo de estrategia SEO será analizar los 5 primeros resultados en Google para tu palabra clave principal.

Si los resultados te ofrecen algo como lo que te voy a mostrar a continuación, significará que se están llevando a cabo prácticas SEO.

errores seo

¿Por qué sabes que la competencia está haciendo SEO? Muy sencillo:

  1. Están utilizando símbolos en la metadescripción y en los metatítulos que están aumentando el CTR.
  2. Se están utilizando rich snippets que hace que se muestren las famosas estrellitas naranjas que tanto impacto visual tienen en el usuario.
  3. Se han elegido nombres de dominio que coinciden con la palabra clave principal. Es decir, todos los dominio contienen la palabra clave “batidora” en el dominio.

Como has visto, si nos pusiéramos directamente a hacer SEO en este sector en concreto sin estudiar a la competencia, no tendrías un patrón que comenzar a replicar.

De esta manera, podrás saber qué es lo primero a optimizar de cara a mejorar tu SEO y si hay demasiada competencia a simple vista o no.

Fijarse demasiado en las métricas de tráfico orgánico y no en un tráfico web cualificado

¿De qué sirve el tráfico web por el simple hecho de tener tráfico web? De nada.

Este tráfico únicamente sirve para aumentar el ego de uno mismo al mirar las gráficas que Google Analytics te ofrece.

Por este motivo, el trabajo de un buen SEO es conseguir TRÁFICO web de calidad que convierta y genere dinero, reputación o el objetivo marcado. No tráfico por tráfico.

El objetivo del SEO es conseguir tráfico web de calidad que genere ingresos, mejore la reputación o logre el objetivo marcado. No tráfico por tráfico Clic para tuitear

Imagínate que tienes una tienda online en la que vendes zapatos y la página web que más visitas orgánicas recibe es el post que escribiste sobre “cómo calzarse un zapato”.

¿Crees que mucha gente comprará en tu tienda online por esa información? Lo cierto es que no por mucho que tengas 3000 visitas diarias en ese post.

Sin embargo, si posicionaras páginas como “zapatos de verano” en las cuales mostrases producto como tal…, ¿con qué probabilidad acabarías realizando una venta?

Seguramente con más que con el primer ejemplo.

¿Lo ves?

Por este motivo, es importante que sepas diferenciar entre aquellas páginas transaccionales (que venden) y las informacionales (que solo ofrecen información y puede que alguna que otra venta de forma indirecta).

Lógicamente, la mayoría de recursos SEO, tales como enlaces, redacción de contenido, etc., deberá ir destinado a las primeras, ya que es lo que hará tu web sea un negocio rentable.

Salvo que quieras hacer branding o ganar visibilidad y presencia en internet, las páginas informacionales quedarán en un segundo plano en una estrategia SEO de monetización web.

Escribir por escribir y no renovar tus antiguos post o páginas

Te haré una pregunta:

¿Cuántas veces has oído la famosa frase «Para que un post posicione en Google, cuanto más escribas mejor»? O «Escribe un post de 4000 palabras para ganar la primera posición de Google».

Bien, esto es mentira.

Cada vez, escribir por escribir sirve menos en el posicionamiento web SEO. E incluso voy más allá: cuanto más utilices esta, técnica peor posicionamiento tendrás.

Cuanto más escribas en tu blog, peor para el SEO. ¿Sorprendido? Descubre la razón Clic para tuitear

Como es lógico, cada vez Google afina más sus búsquedas de cara al usuario.

A un usuario de calle no le interesa que para informarse sobre el tiempo para mañana, le muestres un texto de 3000 palabras. Es lógico, ¿no?

Por lo tanto, lo más importante a día de hoy es fijarse en la intención de búsqueda para satisfacerla cuanto antes.

Esto quiere decir que, si un usuario busca en Google la palabra clave “el mejor bar de Bilbao”, lo que quiere casi seguro es que le digas cuál es el mejor bar de Bilbao.

De nada servirá que le cuentes la historia de los bares de Bilbao y rollos similares. El usuario querrá en todo momento la información rápida; y por ello Google también.

Por lo tanto, te recomiendo que antes de ponerte a escribir palabras y palabras porque sí, dediques tu tiempo a actualizar otros post o páginas de tu portal. Esto sí mejorará tu posicionamiento web debido al efecto freshness.

Este efecto viene a significar que Google premia aquellos contenidos que se actualizan a lo largo del tiempo ya que entiende que es un contenido vivo y que se optimiza para mejorar la información que se ofrece al usuario.

Antes de crear nuevos contenidos, dedica tu tiempo a renovar los que ya tienes Clic para tuitear

Es un hecho comprobado que tras una actualización de contenidos, las posiciones en Google suelen mejorar frente a las páginas web que no actualizan. ¡Toma nota! 😉

Olvidarse de conseguir enlaces nofollow

Te haré un resumen rápido sobre linkbuilding.

Conseguir enlaces desde otras páginas web hacia la tuya mejorará tu posicionamiento web en líneas muy generales. A conseguir estos enlaces se le llama linkbuilding.

Bien, pues a la hora de que te enlacen hacia tu página web existen 2 formas de hacerlo:

  • Mediante enlace dofollow: enlaces que traspasan autoridad y “mejoran tu posicionamiento”.
  • Mediante enlaces nofollow: solo te consiguen como mucho visitas, ya que no “mejoran el posicionamiento web”; o al menos eso dice la teoría…

Por este motivo que te acabo de explicar, la mayoría de los enlaces que se consiguen para mejorar el posicionamiento web SEO son enlaces dofollow.

No obstante, no hay que olvidar que todo enlace suma, y los nofollow son imprescindibles para decirle a Google que no estamos intentando manipular sus resultados con enlaces artificiales (lo cual, está prohibido).

¿Qué importancia tiene todo esto?

Fácil: nada más y nada menos que lo mejor que puedes hacer es espiar el perfil de enlaces de tu competencia para estudiar qué porcentaje de enlaces dofollow/nofollow tienen e intentar replicarlo en la medida de lo posible para evitar una posible penalización SEO por creación de enlaces.

No llevar a cabo una arquitectura lógica de contenidos

La estructura de una página web es un factor fundamental de posicionamiento web que bajo mi punto de vista no se tiene demasiado en cuenta y es uno de los peores errores SEO que puedes cometer.

Para que te hagas una idea de cómo medir el número de niveles que tiene tu web basta con que midas el número de clics mínimos necesarios para acceder a cualquier página de tu portal.

Si este conteo supera los 4 clics, tu página web no estará optimizada en cuanto a estructura.

Te lo explico con más detalle.

Una estructura lógica de contenidos sería: Home > Categoría > subcategoría > Post/página

Una estructura no ordenada de contenidos sería: Home > Categoría > subcategoría > subcategoría página 2 > subcategoría página 3 > Post/página

Como verás, en el primer caso hay 3 clics, mientras que en el segundo hay 5, lo cual es una auténtica locura de cara al SEO.

Por lo tanto, si tu página web se encuentra en este segundo caso, te recomiendo que intentes eliminar, en la medida de lo posible, niveles a través de la supresión de paginaciones, thin content, etc.

Para esta labor servirá con llevar a cabo la técnica que te contaré a continuación… 😉

No pensar en la regla del «menos es más»

A menudo se suelen escuchar cosas como: «Si tienes un blog, escribe al menos una vez por semana; o incluso dos» o «Cuantos más productos tengas en tu tienda, mejor».

Esto claramente es un error SEO. ¿Por qué?

Porque cuantas más URL existan, más texto tendrá que rastrear Google, más tiempo tendrás que invertir en actualizar contenidos (si no quieres dejarlo abandonado como suele hacer el 90% de la gente), necesitarás más enlaces para posicionar, su gestión se volverá menos controlable…

Como verás, lo que a simple vista parecía mejor, no lo es tanto.

En SEO no por disparar más veces acertarás más.

Más vale en este caso poco y bueno, que mucho y malo.

Si tienes pocas URL, podrás aglutinar muchos enlaces en pocas URL, podrás actualizar contenidos rápidamente, tu esfuerzo será menor y seguramente generarás mayores beneficios.

En el caso de una tienda online, siempre recomiendo empezar con los 20-50 productos estrella, y en función de la evolución del proyecto en Google, ir ampliando si se van consiguiendo resultados.

Imagínate tener 3000 productos en tu tienda online. Eso son 3000 URLs como mínimo.

¿Cuantos enlaces necesitarás? Seguramente muchos, y el cuidado SEO que le podrías dar a cada ficha de producto sería ínfimo casi seguro (salvo que cuentes con grandes medios, caso poco común).

Sin embargo, con una tienda online pequeña, todo será mucho más sencillo y seguramente acabes generando mayores beneficios con menos esfuerzo.

Se ha probado en multitud de experimentos SEO que, en la mayoría de las estrategias de posicionamiento empleadas, se tiende a eliminar y unificar contenido que a crear nuevo para mejorar el posicionamiento web.

En el caso de que quieras llevar a cabo este proceso de unificar contenidos, lo mejor será unir estos en grandes páginas o clusters de contenido para así disminuir el número de URL y recursos.

Y esto lo podrás hacer mediante redirecciones 301 de la antigua página a la nueva URL que aglutina todos los contenidos de las anteriores.

Ser demasiado visual y poco práctico

Entrar por lo ojos es importante, desde luego. Pero al mismo tiempo, cuanto más visual sea una página web, lo más probable es que esta sea más lenta en cargar y peor sea su SEO.

Conseguir una página web muy visual con unas imágenes en máxima calidad es muy importante a la hora de vender. Sin embargo, lo visual en ningún caso deberá sacrificar lo práctico (que una página web cargue rápido).

Existen multitud de estudios que afirman que una página web tarda más de 3 segundos en cargar pierde en torno al 90% de los usuarios.

¿Sabías que una web que tarda más de 3 segundos en cargar pierde el 90% de los usuarios? Clic para tuitear

Por este motivo, es importante conseguir un equilibrio entre lo visual y lo práctico.

De todos modos, esto no significará que no puedas tener una página web atractiva; simplemente tendrás que preocuparte de aspectos básicos de WPO como:

  • Optimización de imágenes.
  • Optimización de recursos externos como vídeos de YouTube.
  • Optimización de de los archivos HTML, CSS y JS de tu web.
  • Implementación de un CDN

¿Cuántos errores SEO estás cometiendo en tu web?

Como habrás visto a lo largo de este post, el mundo del posicionamiento no es tan sencillo como puede parecer en un primer momento.

De hecho, si no se tiene en cuenta algunas buenas prácticas como las que has descubierto en este artículo, es muy fácil cometer errores SEO que lastren tu posicionamiento.

Y ahora que sabes cómo evitar estos errores SEO, cuéntame: ¿cuántos estás cometiendo? ¿Te ha quedado alguna duda sobre cómo resolverlos? Estoy deseando escucharte, así que ¡nos vemos en los comentarios!

Descubre lo que
necesitas ahora
para vender más

Realiza el Quiz ahora y conocerás el resultado al instante

¿Quieres saber qué herramientas uso en mi negocio, cuáles recomiendo a mis clientes y cuál necesitas tú ahora mismo, en el momento actual en el que te encuentras, para vender más o mejor en tu negocio digital?

Realiza ahora mismo el quiz tecnológico que he preparado, para determinar tu fase actual, y decirte en el instante en que deberías enfocarte ahora mismo para vender más o de la mejor forma posible

Mockup escritorio herramientas
Ir arriba