15 cosas que debes hacer antes de cambiar el tema de WordPress

Antes de cambiar el tema de WordPress conviene tomar algunas medidas de precaución para asegurarte de que «la mudanza» digital es todo un éxito, no pierdes información por el camino ni ocurre una catástrofe de esas que te dejan patidifuso.

Por eso, si estás pensando en cambiar el tema de tu web, aunque WordPress lo pone fácil y basta con hacer unos pocos clics, espera. Sigue los 15 pasos que te recomiendo como sherpa tecnológico en este artículo para que esta acción (que es relativamente sencilla) no se convierta en una odisea.

[toc]

Qué tienes que hacer antes de cambiar el tema de WordPress

#1. Apunta y guarda información de código de tu tema actual

En muchas ocasiones, un problema puntual en WordPress se soluciona añadiendo o modificando un fragmento de código de forma manual en el archivo functions.php (o en otros archivos).

Puesto que estos cambios se realizan una sola vez, se olvidan con facilidad y no se suelen apuntar.

Pues bien, te sugiero que antes de cambiar el tema de WordPress revises la plantilla que tienes en uso ahora mismo y anotes las partes de código que has añadido.

¿Por qué?

Porque de este modo, si tienes que hacer la misma modificación en el nuevo tema, ya sabrás qué tienes que código tienes que escribir y te evitarás tener que volver a buscarlo en internet. 😉

Y ya que estás en modo apuntar, comprueba la velocidad de carga de tu web para que posteriormente puedas comparar ambas versiones.

Por cierto, para comparar la velocidad de carga de distintas páginas (no solo de la home), te recomiendo Pingdom Tools, YSlowWebsite Grader y Google Search Console.

Si el tema de la velocidad te trae por la calle de la amargura, además de aconsejarte que revises el peso y el tamaño de las imágenes, aquí tienes un post que te ayudará a olvidarte de este asunto:

Por qué debes olvidarte ya de Page Speed, WP Doctor y de medir tanto tu web

Compara la velocidad de carga de tu web cuando cambies de tema Clic para tuitear

#2. Vigila cómo afecta el cambio en el sidebar

¿Tu nuevo tema viene preparado para incluir widgets de sidebar?

Es muy habitual incluir widgets en el sidebar de nuestro blog, porque nos permiten incluir funcionalidades interesantes y son fáciles de personalizar (incluir texto, imágenes, enlaces, formularios o publicidad, por ejemplo).

Antes de cambiar el tema de WordPress, comprueba si el nuevo tema permite widgets. Si es así, este punto no supondrá un problema, pero si no es el caso y haces el cambio así sin más, perderás toda esa información que ahora tienes en el sidebar.

Todo lo que modifiques en el archivo sidebar.php de tu viejo tema, puedes perderlo en el nuevo, así que antes de cambiar apunta el código que has modificado y añádelo en el archivo del nuevo.

¿Vas a cambiar el tema de tu web? No olvides tomar apuntes Clic para tuitear

#3. No pierdas el código de seguimiento

Prácticamente cualquier persona que tiene una web profesional utiliza Google Analytics para medir la evolución del sitio y tener un seguimiento del comportamiento de los usuarios en la web.

Antes de cambiar el tema de WordPress, copia y pega tu código de seguimiento en el nuevo tema. Esta es una de esas cosas que a menudo se pasan por alto y se olvidan con mucha facilidad.

#4. Conserva tus feeds RSS

Muchos usuarios de WordPress utilizan servicios de feed RSS para permitir a los lectores mantenerse al día de las actualizaciones del blog sin necesidad de estar suscritos.

Entre los más populares (aunque está de capa caída y existen mejores alternativas), se encuentra FeedBurner, cuyo dueño es Google.

Una de las características de integrar este servicio en WordPress es que puedes saber cuántos lectores hay suscritos a tu feed (que nada tiene que ver con lo suscriptores a tu newsletter).

¿Qué tiene que ver esto con lo que estamos tratando en este artículo?

Sencillo: antes de cambiar de tema de WordPress, asegúrate de que tu feed dirige a FeedBurner, porque si no, tendrás dos RSS feeds en tu blog y puedes perder los datos del número de lectores por esta vía porque tu nuevo feed no apunta a FeedBurner.

Esto no quiere decir que pierdas lectores, sino que tú no los tendrás contabilizados.

#5. Haz una copia de seguridad

De entre todas las recomendaciones de seguridad que puedo darte, la principal es que cualquier cambio importante que hagas en la web debe ir precedido de una copia de seguridad.

Para cubrirte las espaldas, haz un backup de todos los archivos, plugins y bases de datos.

Aunque no tiene por qué ocurrir ninguna desgracia cuando cambies el tema, esta es la única forma de hacerlo con tranquilidad absoluta.

#6. Pon la web en modo mantenimiento

Estarás de acuerdo conmigo en que no quieres recibir visitas en tu web y que se encuentren con enlaces rotos, mensajes de que no se puede acceder al contenido del sitio y cosas de este tipo.

Da una imagen terrible y puedes perder lectores (para siempre) de una forma muy tonta.

Para evitarlo, antes de cambiar el tema de WordPress, activa el modo mantenimiento durante el tiempo que te llevará hacer la operación.

El modo mantenimiento existe. ¡Úsalo! Clic para tuitear

¿Cómo se pone la web en modo mantenimiento? La forma más sencilla es hacerlo a través del plugin Coming Soon Page or Maintenance Mode Page.

#7. Revisa todas las funcionalidades y los plugins

Cuando tengas el nuevo tema activado, te recomiendo asegurarte de que la web y los plugins funcionan correctamente.

¿Te acuerdas de las notas que tomaste en el paso 1? Es el momento de recuperarlas y aplicarlas en el nuevo tema.

Además, navega por tu web y busca posibles errores en los comentarios, las páginas, los posts, la función de búsqueda, los errores 404, formularios de contacto, etc.

Y asegúrate de que todos los widgets y los plugins mantienen la apariencia que deben y funcionan bien con el tema nuevo.

#8. Prueba la web en todos los navegadores

Ya hemos hecho gran parte del trabajo, pero aún te queda recorrer la mitad del camino.

Llegados a este punto, en principio, todo funciona bien. Pero tienes que asegurarte.

¿Cómo?

Si antes de cambiar el tema de WordPress tu web se veía perfectamente en todos los navegadores, ahora tienes que asegurarte de que con el nuevo ocurre lo mismo.

Accede a tu web desde los principales navegadores para comprobar que no hay nada que se ha descuadrado y todo está tal y como tiene que estar.

#9. Comprueba los botones sociales

Ya hemos comentado que hay que revisar los widgets. Bueno, pues ahora nos centramos en los relativos a redes sociales.

Te recomiendo poner atención en los widgets de Twitter y Facebook, así como los botones para compartir en las redes sociales.

Las redes sociales pueden convertirse en importantes altavoces de tu contenido y pueden traerte muchas visitas, así que no descuides esta parte.

#10. Avisa del cambio

Si has llegado hasta aquí, ¡fantástico!

Ya puedes quitar el modo mantenimiento.

Ahora, ¿qué?

Puedes hacer 2 cosas:

  • Publicar una entrada en la que cuentes la renovación que has hecho en la web.
  • Anunciarlo en los grupos de Facebook que suelas frecuentar.

¿Para qué te sirve este paso?

Tendrás un primer feedback de la estética, cómo se ve y qué impresiones genera.

Más que buscar halagos, te interesa detectar posibles fallos que se te han escapado. Y para esto, nada como pedir a los demás que naveguen por la web y te cuenten su experiencia.

Pide feedback de los cambios en tu web. Cuanto antes sepas qué corregir, mejor Clic para tuitear

#11. Haz limpieza

La mayorías de temas vienen con un montón de opciones y plugins de serie.

Este paso es muy sencillo: elimina todo lo que no vayas a usar y no necesites.

Por ejemplo, para mejorar el SEO, no necesitas tener instaladas mil cosas. Te basta con un solo plugin: Yoast SEO.

Todo lo demás: ¡a la calle!

#12. Realiza los cambios poco a poco

Cuando empiezas a usar un nuevo tema, habrá muchas cosas que quieras cambiar y personalizar. Bueno, pues aquí mi consejo es que avances paso a paso.

Es decir, cambia una cosa. Revísala. ¿Está todo bien? Cambia la siguiente. Y así sucesivamente.

Esta es la mejor manera de tener bajo control cada cambio que hagas y sea más fácil localizar las causas de los problemas que puedan surgir.

Haz cambios poco a poco en tu web para detectar los fallos Clic para tuitear

#13. Comprueba la velocidad de carga

¿Recuerdas que te dije que antes de cambiar el tema de WordPress midieras la velocidad de la web?

Ahora que has instalado el nuevo, vuelve a hacer la prueba.

Así podrás comparar y optimizar lo que sea necesario con datos que te ayudarán a tomar mejores decisiones.

#14. Monitoriza la tasa de rebote

Todos queremos tener la tasa de rebote más baja posible.

Lo cierto es que hay algunos temas que son más «amigables» que otros y que generan mejor experiencia de usuario que otros.

Ahora que has cambiado el tema de tu web, mide la tasa de rebote y comprueba cómo son los datos respecto a la versión anterior.

Si ha subido, tendrás que investigar a qué se debe y hacer algunos cambios.

#15. Pide feedback constructivo

Por mucho que quieras, tu visión no deja de ser subjetiva. Tu web es (salvando las distancias) como un hijo, así que hay defectillos de los que no llegas a ser consciente.

Como lo que te interesa es tener una web profesional con las mejores tasas de conversión posibles, necesitas la opinión de terceras personas.

Comparte las novedades de la web con tu audiencia, pídeles su opinión y escucha lo que te digan.

Y mejora todo lo que sea mejorable.

Con este último consejo, terminamos este checklist de cosas que hacer antes de cambiar el tema de WordPress. Ahora dime, ¿alguna vez has cambiado el tema de tu web? ¿Tienes tus propias pautas cuando haces esta acción? Es tu turno, así que te escucho en los comentarios.

Descubre lo que
necesitas ahora
para vender más

Realiza el Quiz ahora y conocerás el resultado al instante

¿Quieres saber qué herramientas uso en mi negocio, cuáles recomiendo a mis clientes y cuál necesitas tú ahora mismo, en el momento actual en el que te encuentras, para vender más o mejor en tu negocio digital?

Realiza ahora mismo el quiz tecnológico que he preparado, para determinar tu fase actual, y decirte en el instante en que deberías enfocarte ahora mismo para vender más o de la mejor forma posible

Mockup escritorio herramientas
Ir arriba