Cómo reducir la tasa de rebote de tu blog y fidelizar a tu audiencia

Cuando se trata de fidelizar a tu audiencia, reducir la tasa de rebote en tu blog es capital.

El motivo es muy sencillo: cuanto más tiempo permanezca un visitante en tu blog, más probabilidad habrá de que entre en la parte de arriba de tu embudo de ventas.

Pero ¿qué es en realidad la tasa de rebote y cómo hacer para reducirla? Pasen y vean…

¿Qué es la tasa de rebote y por qué es importante?

Hay muchos mitos sobre lo que es la tasa de rebote. Algunos piensan que esta métrica se basa en la duración de las visitas, pero no es así.

La tasa de rebote es el porcentaje de visitas que se van de tu blog habiendo visitado una sola página. Así de simple.

Por tanto, cuanto menor es la tasa de rebote, mejor es la calidad de tus visitas y, por tanto, mayor probabilidad de conversión tendrán.

Quédate con esta idea: si tu blog es una herramienta para ayudarte a generar leads para guiarlos en tu embudo de ventas hacia tu producto o servicio, reducir la tasa de rebote será fundamental.

No hay una cifra estándar, aunque sí hay ciertos valores de referencia según el sector en el que te muevas o el tipo de página que analices.

¿Cómo reducir la tasa de rebote de tu blog?

Existen varios factores que deberás tener en cuenta para reducir la tasa de rebote de tu blog:

  • El diseño de tu blog.
  • La calidad de tus contenidos.
  • El tipo de contenido.
  • La coherencia del menú de navegación.
  • Exceso de distracciones.

A medida que crece un blog, lo normal es que aumente también la tasa de abandono. Todo esto lo puedes medir en Google Analytics, sin necesidad de complicarte la vida con las matemáticas blogueras.

Bueno, pero llegados a estas alturas querrás saber qué tienes que hacer para retener a tu audiencia más y mejor, ¿no? Pues al lío…

7 trucazos sencillos para reducir la tasa de rebote

¡No a los abandonos!

Venga, estrújate el coco tú también. Yo te voy a dar unas pistas, pero seguro que se te ocurre algo.

#1 Entradas relacionadas

Busca un plugin que ponga algunos artículos justo al final de cada uno de los que publiques. Estos plugins procesan datos que los artículos tienen en común (categorías, etiquetas, etc.) y colocan justo al final de cada artículo unos cuantos más con cierta relación, de modo que el visitante se anime a leerlos para continuar con lo que ya ha leído.

En mi caso utilizo la extensión Entradas Relacionadas del plugin Jetpack.

#2 Contenidos de calidad

Si escribes mierda, tus visitas serán mierda. Lo puedo decir más alto, pero no más claro.

Antes de escribir nada, piensa en tu lector ideal y pregúntate qué problema vas a resolverle escribiendo ese nuevo artículo. No escribas nada que no tenga relación con tu nicho o tus visitantes huirán de tu blog.

#3 Contenidos en formato atractivo

El texto está bien, pero la imagen está mejor.

Una imagen vale mas que mil palabras, pero un vídeo vale más que mil imágenes. Piensa en ello.

Alterna texto con imágenes y si tu sector te lo permite incluye algún vídeo demostrativo en tus artículos.

#4 ¡Enlázate!

No dudes en incluir enlaces internos a tus artículos en cada post que escribas. Un par de ellos al menos, y que tengan relación con lo que estás escribiendo.

De este modo podrás reducir la tasa de rebote de tu blog a la vez que ayudas a tus lectores a completar la información que consumen.

#5 Mejora el diseño de tu blog

Si tus visitantes no encuentran un entorno agradable, se irán. Si tu blog no se adapta a dispositivos móviles, no lograrás reducir la tasa de rebote de tu blog.

Contrata un servicio básico de diseño web para que al menos tu blog esté sano por dentro y por fuera.

Haz que el menú de navegación de tu blog sea coherente y sencillo, de modo que si alguien busca algo no le cueste encontrarlo.

Distribuye inteligentemente los widgets en la barra lateral, de forma que logres arrancar un clic a tu página Acerca de, o puedes insertar un menú de categorías o últimos artículos. Si es con alguna foto o imagen atractiva, mejor.

#6 Reduce el tiempo de carga

Si tu blog tarda mucho en cargar, tus visitas se te van a largar.

No mola que te hagan esperar, y menos en internet, que tienes unos segundos para causar una buena primera impresión.

Para reducir el tiempo de carga en WordPress se pueden hacer muchas cosas, pero una de las más eficaces es instalar un plugin para cachear tu blog.

En mi caso utilizo WP Super Cache, por su sencillez para configurarlo y su efectividad.

#7 Enlaza con tu landing page

Si te fijas bien, debajo de cada uno de mis artículos tengo un formulario de suscripción a mi lista de email.

Lo que te propongo es que, en vez de un formulario de suscripción pongas un banner que dirija a tu propia landing page. De este modo lograrás reducir la tasa de rebote de tus artículos, estarás entregando valor a tu audiencia y conseguirás nuevos suscriptores.

¿Qué te parece? ¿Se te ocurre algo más para reducir la tasa de rebote de tu blog y fidelizar a tus visitantes? Te espero en los comentarios.

Foto: Shutterstock

Descubre lo que
necesitas ahora
para vender más

Realiza el Quiz ahora y conocerás el resultado al instante

¿Quieres saber qué herramientas uso en mi negocio, cuáles recomiendo a mis clientes y cuál necesitas tú ahora mismo, en el momento actual en el que te encuentras, para vender más o mejor en tu negocio digital?

Realiza ahora mismo el quiz tecnológico que he preparado, para determinar tu fase actual, y decirte en el instante en que deberías enfocarte ahora mismo para vender más o de la mejor forma posible

Mockup escritorio herramientas
Ir arriba