cómo desconectar del trabajo

Cómo desconectar del trabajo y mejorar tu vida familiar

Invertir un poco de tu tiempo en averiguar cómo desconectar del trabajo y ser más eficaz en tu vida familiar es imprescindible si quieres convertirte en un profesional de éxito.

En efecto.

Y es que si trabajas solo es posible que sufras el síndrome del burn out, pero todavía te queda una última oportunidad para continuar siendo productivo en tu negocio sin dejar de lado a la familia.

Quizás no estés acostumbrado a que comparta contigo este tipo de reflexiones tan personales, pero para mí el equilibrio emocional y psicológico es fundamental en mi trabajo. Y pienso, que para ti también lo es.

¿Estoy equivocado?

¡Alarma! 7 señales que indican ineficacia familiar

En realidad no sé muy bien como empezó todo.

Supongo que poco a poco mi negocio iba creciendo y veía que echando unas pocas horas más a la semana, conseguía más clientes y más ingresos.

Todo iba bien… Hasta que de golpe el estrés me hizo una llave de judo y me tumbó.

Si sientes que estás trabajando demasiado, quizá sea verdad.

Pero por si no te das cuenta, he recopilado 7 señales que, aunque pueden pasar al principio desapercibidas, poseen un impacto gigantesco en nuestras vidas:

  1. Te encierras los fines de semana en tu trabajo y echas macrojornadas de 6 a 8 horas al día.
  2. Cualquier actividad con tu familia supone un obstáculo para tus planes.
  3. Solo te sientes relajado (o eso es lo que crees) cuando trabajas.
  4. En las reuniones familiares y sociales te encuentras inquieto por pensar en el tiempo que estás perdiendo.
  5. Entre semana eres el último en ir a dormir y te quedas acompañado por tu portátil hasta largas horas.
  6. Piensas que tus familiares se han convertido en un estorbo para ti.
  7. Crees que los demás no comprenden tu responsabilidad y son una molestia.

La unión de la familia no se mide por el número de miembros, sino por la unión que hay entre ellos

Pero ¿cómo desconectar del trabajo? 5 consejos que funcionan

Es posible que te hayas identificado con alguno de los síntomas anteriores, y si es así tu problema todavía tiene solución.

En este blog, te hablo continuamente sobre productividad en el trabajo y los negocios. Pero ¿qué ocurre con la familia?

¿Es imposible compatibilizar un trabajo por cuenta propia con la familia?

Antes de que me respondas a esta pregunta, quiero que eches un vistazo a estos consejos sobre cómo desconectar de tu trabajo.

¡Comencemos!

#1 Delimita tus horarios

¿Alguna vez te ha ocurrido que estás disfrutando de una mañana de sábado agradable en familia y escuchas el odioso ring de un cliente?

¿Son las 8 de la tarde y cuando esperabas poder descansar comienzas a recibir emails sin parar que piensas responder?

Aunque te parezca increíble, tu situación es la de muchos freelances y profesionales que no han sido capaces de delimitar sus horarios.

¿Cómo conseguirlo?

Muy fácil:

  • Deja bien claro en tu página web cuál es el horario de atención al cliente y los medios que utilizarás (email, teléfono, videollamada, etc.).
  • No contestes ninguna llamada fuera de ese horario y sé constante en ello.
  • Puedes incluir las horas en las que estas disponible en la firma de tu email.
  • Calendly es una herramienta muy interesante que utilizo para programar reuniones y citas. Me ayuda a mejorar mi productividad y delimitar mis horarios.

#2 Utiliza el «modo avión»

A veces te apetece navegar por internet y dar un repaso a los últimos post de tus blogs favoritos, las noticias, la prensa deportiva, y de repente en esa hora de relax comienza a sonar el móvil y sientes la tentación de cogerlo.

¿Qué hago para evitar esto? Activo el «modo avión» en mi teléfono y selecciono la opción «wifi».

De esta forma, puedo disfrutar todo lo que quiera de mi familia, la lectura, repasar emails, organizar tareas, y todo ello sin que me molesten.

#3 Echa mano de los pequeños rituales

El ser humano es un animal de costumbres.

Repetir un patrón de conducta te ayuda a enchufar ese chip mental que te prepara ante ciertas tareas o situaciones.

Después de una dura jornada de trabajo es posible que no te sientas preparado para el descanso, y las ideas se agolpen en tu mente.

Algunas ideas que pueden ayudarte son estas:

  • Termina la jornada siempre a la misma hora y elabora un calendario semanal preciso.
  • Evita estar frente a la pantalla del ordenador mínimo 1 hora antes de ir a dormir y apuesta por conversar y compartir con tu ser querido todas aquellas experiencias vividas.
  • A partir de cierta hora (las 6 o las 7 de la tarde) de cada día de la semana, dedícalo a estar con tu familia: recoger a los peques, salir con tu pareja a pasear, tomar algo con los amigos, etc.
  • Si consideras pasar un sábado con la familia, repítelo el resto de semanas hasta que se convierta en un hábito. Transforma ese ritual en un hábito y seguidamente, en una costumbre.

#4 Saca partido a los tiempos muertos

Quizás te encuentras de vuelta de una reunión pesada y vuelves de camino en el tren.

Son minutos y horas perdidas que, además de no poder dedicarlos a tu trabajo, resultan tiempos muertos para tu productividad.

Quizás te sientas tentado a elaborar ese presupuesto nuevo, u organizar otras citas con clientes. Pero ¿y por qué no…?

  • Realizar una llamada a tu pareja y preguntarle cómo le ha ido el día.
  • Enviarle un mensaje breve que describa lo que estás haciendo en ese momento y le indique que estás pensando en él/ella.
  • Hacerte una foto haciendo el chorra y enviársela.
  • Enviar un mensaje de voz o un pequeño vídeo a tu hijo/a.

Te aseguro que los pequeños detalles te ayudan a conectar con tu familia y hacer que se sientan mucho más queridos.

#5 No olvides el factor sorpresa

Hacer algo especial por los nuestros siempre se agradece.

Hace un momento te hablaba de lo importante que es tener una rutina en la que compartir con los familiares, pero ¿y qué ocurre con el factor sorpresa?

  • Organiza una vez al mes una actividad en la que podáis participar todos juntos para sorprenderlos. Déjate ese día libre y por nada del mundo lo estropees con una cita indebida o una reunión a destiempo.
  • Aprovecha para salir una vez por semana al campo o a un ambiente rural donde conectar con la naturaleza y la esencia más pura.
  • Una reunión familiar siempre viene bien para apuntar en un papel aquellos sitios donde os gustaría viajar y hacer una macro excursión sorpresa a esos lugares tan especiales para todos.

Y lo más importante… ¡No olvides darles un abrazo todos los días!

Ahora me gustaría que compartieras conmigo cuáles son tus trucos sobre cómo desconectar del trabajo, y tu opinión sobre la posibilidad de compaginar vida profesional y personal. ¿Crees que es posible?

EN ESTE ARTÍCULO:

comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

no dejes de leer...

8 comentarios en “Cómo desconectar del trabajo y mejorar tu vida familiar”

  1. Muy buen artículo en el que se nota que además de un buen profesional eres un padrazo y una persona familiar!

    Yo cuando no tengo marido sí que aprovecho las noches, con las niñas acostadas, adelanto cosas. Con Rafa en casa ya es otra cosa 😉

    1. Me vas a sacar los colores, Carmen.

      Te parecerá una tontería, pero me costó varios meses conseguir desconectar los viernes por la tarde. Creo que el truco fue que encontré una motivación mayor, que es la de poder irme al parque a jugar con mi hijo y en compañía de mi mujer.

      Cuando Rafa venga para quedarse vais a formar un equipo imparable 😉

  2. Me acojonado un poco cuando me veía reflejado en alguno de los «7 pecados capitales» con los que has iniciado el artículo.

    Enhorabuena por el artículo.

    Tengo claro que tengo que jugar más al pádel.

    Un saludo

    1. Efectivamente, David. El pádel es la clave 😉

      La verdad es que muchos de los que trabajamos en solitario o en pequeñas empresas reconocemos alguno (si no todos) de estos síntomas. A mí personalmente lo que mejor me ha ido -y lo que más me ha costado- es poner el foco en lo que estoy haciendo en ese momento y delimitar mi tiempo de trabajo.

      Un saludo y gracias por tu comentario.

  3. Hola Flo,

    Me has retratado, para mi desdicha 🙁

    Creo que cuando entramos en la vorágine del autoempleo, controlar en nivel de autoexigencia es la parte mas compleja. Se unen la necesidad, la hiper responsabilidad y para los culposos como yo, la culpa por no producir lo suficiente.

    Aprender a ponderar, priorizar, fijar esos límites que señalas, es ahora mismo, mi mayor reto.

    Gracias Flo por allanarme el camino con tan buenos consejos.
    Un abrazo!

    1. Hola, Marina.

      Un buen punto de partida para mejorar una situación es darse cuenta de pasa algo. A partir de ahí, se trata de priorizar, planificar y sobre todo de no sobrecargar la lista de tareas con más tareas de las que podemos abarcar.

      Un saludo y gracias por comentar.

Los comentarios están cerrados.

Acceso gratuito
a la Academia de
Hormigas en la Nube

+20 cursos disponibles sobre herramientas, marketing y ventas

Por tiempo limitado estoy regalando el acceso a la librería de recursos de la Academia de Hormigas en la Nube.

Cursos de ActiveCampaign, Elementor, Beaver Builder, WordPress, Copywriting, ventas, email marketing y más te estan esperando dentro. Disponible gratis por tiempo limitado.

Mockup escritorio herramientas
Ir arriba