Sobredosis de ideas en tu estrategia de marketing de contenidos

Para que tu estrategia de marketing de contenidos tenga el resultado esperado, tienes que escribir artículos de alto valor para tu audiencia, de modo que te posicionen como un referente para ellos.

Lo que suele pasar cuando llevas un tiempo blogueando es que crees que no tienes más ideas para escribir artículos (insisto, crees que no tienes mas ideas). Pero no voy a hablarte de eso, pues ya hay muchos que lo hacen.

De lo que quiero hablarte es de lo que sucede cuando superas ese bloqueo mental, y tienes una sobredosis de ideas para escribir en tu blog. Es mucho peor, porque tanta avalancha de ideas te bloquea muchísimo más…

La importancia del marketing de contenidos para tu proyecto

En mi opinión, el marketing de contenidos es la piedra angular de cualquier proyecto, y más si eres un trabajador del conocimiento o si estás desarrollando un proyecto unipersonal.

Te digo esto porque todo ha cambiado, y tienes que darte cuenta de ello si quieres adaptarte a la Nueva Economía.

Fíjate.

Juan tiene que contratar los servicios de un abogado laboralista, porque le han despedido «de mala manera» y cree que no le van a pagar lo que por ley le corresponde. Así que pregunta a sus allegados, al sindicato, busca por internet…; y de repente da con un bufete de Derecho Laboral en cuyo blog desarrollan casos prácticos y supuestos para que la gente sepa qué tiene que hacer. Además hay comentarios en los que los lectores participan y los integrantes del despacho resuelven sus dudas. Juan les contrata.

Otro caso:

Amanda tiene un hijo que es alérgico a los pesticidas. Habla con la tienda de la esquina para ver si tienen frutas, verduras y hortalizas tratadas sin pesticidas, pero nada. Busca por internet casos similares, y parece que los alimentos ecológicos pueden ser la clave para construir una dieta equilibrada para su hijo. Desde una asociación de alérgicos a los pesticidas la envían a una tienda online, que además tiene un blog en el que hablan de los beneficios de la alimentación ecológica y de otros temas relacionados con la vida saludable. Amanda hace su primer pedido de frutas, hortalizas y verduras.

¿Ves a lo que me refiero con la importancia del marketing de contenidos?

Sobredosis de ideas

Como ya te he dicho antes, hay mucha gente hablando de cómo generar más ideas para escribir artículos, así que no voy a dedicarle tiempo a eso.

Para mí, y te aseguro que es algo que te va a suceder si eres constante en el desarrollo de tu estrategia de marketing de contenidos, lo peor es cuando tienes tantas ideas que te quedas parado porque no sabes con cual empezar o porque no eres capaz de acordarte de ninguna.

Así que te voy a contar lo que a mí me funciona y lo que me hace tirar del carro ante una situación como esta, pues la clave está en no quedarse paralizado y pasar a la acción.

Problema #1: Muchas ideas que no recopilas

Cuando estás en este estado de hiperactividad creativa, surgen ideas de casi todo: carteles que ves por la calle, conversaciones que mantienes o que oyes en la radio, una canción, una foto, un anuncio, un programa de televisión, una anécdota, un recuerdo… ¡Ouuuuuhhhh, yeaaaaaahhh! ¡Cortocircuito!

El problema surge cuando no las recopilas, pues hay demasiados estímulos y tu cerebro no está diseñado para recordar cosas. Eso genera un malestar, en plan «joder, ¿dónde está esa buena idea para el siguiente artículo de mi blog?»

Solución: tener siempre a mano algo para recopilar esas ideas y así luego poder desarrollarlas.

Te cuento mis herramientas:

  1. Un cuaderno de notas: llevo un Moleskine de tamaño bolsillo. Vienen en pack de 3, y son muy finitos y portables. También llevo un bolígrafo muy fino y de no más de 10 cm. Todo cabe en el interior de mi billetera (siempre la llevo vacía, jejejejeje…), así que resulta sencillo a la hora de tomar notas.
  2. Una grabadora: en mi caso utilizo el iPhone, pues no quiero cargarme de muchos accesorios. Se trata de hacerlo simple.
  3. Una cámara de fotos: igualmente llevo el iPhone para esto. Tomo la foto y tomo una nota de voz asociada. Para ello utilizo una app llamada Dictonic (es gratuita).

El proceso es simple. Si estoy sentado y puedo o me apetece escribir, tomo notas en mi Moleskine. También puedo dibujar o hacer esquemas. Si una imagen me inspira, tomo una foto y añado un comentario de voz. Y si es una reflexión un poco más larga, directamente me pongo a hablar al dictáfono de mi iPhone.

Todo recopilado, cero estrés.

Problema #2: No saber por dónde empezar

La parálisis es la peor enemiga para tu estrategia de marketing de contenidos. Esto sucede tanto por escasez como por exceso de ideas.

Solución: No toca hacer. Toca preparar.

El problema es que no dejamos las ideas «preparadas», sólo las recopilamos, con lo que nos juntamos con un montón de notas de texto, fotos, voz… que no nos ayudan ni nos dan pistas para poder tomar una decisión.

El proceso que suelo seguir es, cuando llego a casa o a algún sitio donde puedo tener 10 minutos de concentración, es desarrollar un poco las ideas. Suelo hacer un mapa mental y tengo un esquema fijo para el desarrollo de los artículos.

No se trata de escribir el artículo, sino de dejar las ideas preparadas, así que selecciono una palabra clave, una breve descripción del artículo con 3 ó 4 ideas para desarrollar, y un título sugerente. La imagen la dejo para el momento de publicación. Es un consejo que me dio Carlos Bravo y la verdad es que me ayuda a ser más productivo.

Problema #3: ¡A escribir!

Ahora toca pasar a la acción, escribir tu artículo.

Parece que es el proceso natural, y que si has hecho lo anterior esta fase viene rodada. Pero tu cerebro te pondrá miles de trampas para impedir que lleves a buen puerto el desarrollo de tu estrategia de marketing de contenidos.

Solución: Hackear a tu cerebro y pasar a la acción.

Hay que tomar una decisión, escoger una de esas ideas que ya tienes maduradas, y empezar a escribir. Y a mí me funcionan los siguientes criterios:

  1. Coger la idea más lejana en el tiempo y desarrollarla.
  2. Coger la idea más cercana en el tiempo y desarrollarla.
  3. Coger una idea que tenga que ver con un comentario reciente en el blog.
  4. Coger una idea que tenga que ver con una consulta que me hayan hecho en el blog.
  5. Coger una idea que me recuerde a algo actual, a alguna noticia o a alguna anécdota reciente.
  6. Coger una idea con la que me sienta cómodo.
  7. Coger una idea al azar.

Normalmente suele emerger sola una idea, en base a uno de los criterios anteriores. Pero es algo inconsciente. De hecho he tenido que hacer un ejercicio de introspección para entender cómo fluyen las ideas en mí para pasar a la acción…

Como ya has hecho el proceso, todo viene rodado, aunque al principio es más consciente y tienes que hacer un esfuerzo mayor. Pero consigues hackear a tu cerebro poniéndole fácil tomar una decisión.

Nuestro cerebro es vago por naturaleza, ahorra energía para cosas importante, y por ello hay que darle las cosas masticadas.

Estoy seguro que en algún momento tendrás una crisis de hiperactividad creativa si eres constante con tu blog, y este artículo te ayudará a crear tu propio proceso para no bloquearte en tu estrategia de marketing de contenidos y generación de artículos.

Acceso gratuito
a la Academia de
Hormigas en la Nube

+20 cursos disponibles sobre herramientas, marketing y ventas

Por tiempo limitado estoy regalando el acceso a la librería de recursos de la Academia de Hormigas en la Nube.

Cursos de ActiveCampaign, Elementor, Beaver Builder, WordPress, Copywriting, ventas, email marketing y más te estan esperando dentro. Disponible gratis por tiempo limitado.

Mockup escritorio herramientas
Ir arriba