Los 5 errores más habituales cuando lanzas un negocio de soporte técnico

Lo reconozco: yo también la cagué cuando decidí convertirme en sherpa tecnológico y crear un negocio online de soporte técnico para negocios digitales.

Cometí muchos errores. Y por todos pagué las consecuencias: económicas, estratégicas y personales.

Pero aprendí. 🙂

Claro, es que equivocarse es de humanos. Por eso, lo importante es identificar los errores y corregirlos lo antes posible para que el daño sea mínimo y el coste, menor aún.

Equivócate. Pero equivócate rápido y barato

Y para eso estamos aquí.

Después de 5 años al frente de Hormigas en la Nube, quiero compartir contigo los 5 errores más frecuentes que los emprendedores cometen cuando lanzan un negocio de soporte.

Lee con atención porque conocerlos te ayudará a conseguir resultados más rápido.

Los consejos que me habría gustado recibir cuando empecé

Construir un negocio desde cero requiere algo más que entusiasmo, motivación y ganas. Estos 3 ingredientes son esenciales, desde luego; pero no son los únicos. Por eso, si hoy pudiera tener una conversación con mi yo de hace 5 años, estos son los consejos que le daría y que comparto contigo si estás pensando en lanzar tu propio negocio de soporte o acabas de hacerlo.

1. Limita tus servicios

Quien mucho abarca poco aprieta. ¿Conoces este dicho popular? Pues es cierto como la vida misma; y más si hablamos de negocios.

Yo te entiendo… Puedes hacer esto, te sientes capaz de esto otro; y por qué no ofrecer eso de más allá. Y acabas convirtiendo tu negocio en un puesto de mercadillo donde todo cabe.

Es un error.

Un error que lastra tu crecimiento desde el principio.

Lo sé de buena tinta porque yo lo cometí. Sabía programación, dominaba WordPress y conocía Joomla. ¿Qué hice? ¡Ofrecer de todo… para atraer a todo el mundo!

Así, lo mismo me llegaba un cliente cuya web la quería (o la tenía montada) en Joomla, como me llegaba alguien con WordPress o con un problema técnico en su tienda online.

Resultado: al final, no daba buenas soluciones ni a unos ni a otros, porque no se puede ser experto en todas las tecnologías habidas y por haber. Y si quería ofrecer un buen servicio, necesitaba un mogollón de horas de investigación (que desde luego no cobraba).

Así que la primera consecuencia que pagué fue económica.

Pero no fue la única: al ofrecer de todo y de nada en concreto, mi web no transmitía un mensaje claro. No me estaba posicionando bien y (como es lógico) no convencía a los potenciales clientes que la visitaban.

El cambio fue drástico cuando puse límites.

En primer lugar, me centré al 100% en el entorno WordPress y descarté Joomla y demás tecnologías. Esto me permitió convertirme en experto y posicionarme como tal en el mercado.

En segundo lugar, definí a mi cliente ideal, transformé el mensaje de la web para dirigirlo a mi público ideal y creé una página de inicio estratégica.

Además, delimité mis servicios (tanto el de diseño web como el de soporte técnico). Establecí límites de qué incluyen y qué peticiones quedan fuera del servicio.

En definitiva: hice un ejercicio de definir y acotar de forma estratégica.

Ahora, te toca a ti hacer lo mismo: revisa tu negocio y, si has caído en el error de ofrecer de todo y para todos, ya sabes qué pasos debes seguir para corregirlo. 😉

2. Especialízate

Muy relacionado con el error anterior es la falta de especialización.

Tendemos a pensar que dirigirnos a un sector muy concreto o a un perfil de clientes determinado es echar piedras sobre nuestro tejado porque dejamos “demasiado” mercado fuera… ¿Piensas tú también así?

Pues es un error.

Como te decía antes…

Piensa en tu especialidad, en el tipo de personas con las que te encanta trabajar o en el sector en el que te sientes a gusto. Y pon todas tus energías en convertirte en su referente.

A pesar de lo que piensas ahora, cuando te especializas, es cuando consigues conectar con tu audiencia de una forma genuina y efectiva: conoces mejor sus problemas y sus necesidades, sabes lo que quieren conseguir y es infinitamente más sencillo crear un mensaje adaptado con el que sientan identificados.

Especializarte te permite además construir tu autoridad, ganarte la confianza de tus clientes más fácilmente y definir ofertas y servicios que de verdad están alineados con sus intereses.

Y si ofreces soluciones que de verdad resultan interesantes a tus clientes… ¡el crecimiento de tu negocio está casi asegurado! 😀

Conclusión: empieza a pensar en tu posible especialización, ya sea por sector, perfil de cliente o tipo de servicios.

3. Sé justo con los precios de tus servicios

Y aquí hablo de precios que sean justos contigo.

Me explico.

Sobre todo cuando estás empezando, lo de subir precios da más vértigo que asomarte al balcón desde un 11º piso.

Y eso lleva a que acabas trabajando mucho (y muy bien, seguramente), pero por un precio de risa. Sí, tus clientes están tan contentos con los precios que ofreces, pero… ¿Qué pasa con tu rentabilidad?

Recuerda que tienes un negocio y la rentabilidad es un factor que debes considerar muy en serio.

Si tus servicios son soluciones que de verdad ayudan a tus clientes, están satisfechos y desarrollas tu trabajo de forma profesional, ¡debes cobrar en consecuencia!

Fíjate: por normal general, si el 100% de los presupuestos que envías te los aceptan, quiere decir que estás cobrando demasiado poco.

Prueba a subir tus precios de forma progresiva, hasta que encuentres el techo de tu mercado (es decir, la cantidad máxima que tus clientes están dispuestos a pagar).

Pero, ojo, no se trata de subir precios porque sí, sino porque tú mismo debes valorar tu trabajo para que los demás también lo hagan. La calidad en el trabajo no es gratis: se paga (y se cobra).

Recuerda que si ofreces servicios estás intercambiando tiempo por dinero, así que no regales tus horas.

4. Define objetivos y mantén el foco

Un clásico entre los errores de los nuevos sherpas tecnológicos.

Montas la web y… ¡a volar!

Y crees que lo demás llegará solo. Hasta que un día te das cuenta de que avanzas como pollo sin cabeza, sin ton ni son, sin rumbo.

Estás gestionando tu negocio a lo loco. Pero la realidad no es como la pinta la canción y no, no se vive mejor. 😀

Gestionar el día a día de un negocio de soporte y hacerlo crecer de forma sólida y consistente requiere foco.

Y para tener foco, lo primero que necesitas es establecer objetivos concretos.

Y para eso, necesitas conocer bien tu punto de partida.

Imaginemos que quieres vivir de tu negocio de soporte técnico y mantenimiento web para negocios online, pero te faltan ciertos conocimientos tecnológicos importantes, o críticos, para desempeñar el trabajo de forma profesional.

¿Conseguir más clientes sería tu principal objetivo? Desde mi punto de vista, no. El foco en este caso deberías ponerlo en formarte como sherpa de alto nivel para, después, ofrecer un servicio top a tus clientes.

Lo mismo ocurre si te sientes desbordado de trabajo. Quizá el problema no es que tengas “demasiados” clientes, sino que no estás organizando el trabajo bien, o que necesitas mejorar tu productividad.

A lo que voy es a que antes de lanzarte a la piscina y definir objetivos alocados, reflexiones, seas consciente de tu punto de partida y, a partir de ahí, establezcas el objetivo y el rumbo para conseguirlo.

5.- Organiza y documenta bien el trabajo

Si en el punto anterior he pasado de puntillas por la organización del trabajo y la productividad, en este apartado voy a hablar de él con detalle.

La falta de organización no es solo un error habitual entre los nuevos sherpas tecnológicos, sino que es uno de los más graves y peligrosos.

Si eres como el 99% de los emprendedores que deciden dedicarse al soporte técnico, al principio, la organización es un aspecto que no te preocupa. es posible que ni siquiera pienses en ello.

Error.

Desde el primer momento, debes contar con un sistema interno de organización, gestión y documentación.

No solo te ayudará a ejecutar las tareas de forma más productiva y efectiva, sino que ahorrarás tiempo y la rentabilidad aumentará.

La organización y la documentación son, desde mi punto de vista, pilares principales de tu negocio. Así que si estos fallan, es cuestión de tiempo que se resquebraje todo lo demás. Por suerte, hacerlo no es complicado si te ayudas de herramientas para ello.

¿Te ayudo a corregir y evitar estos errores paso a paso?

Sé que montar un negocio de soporte técnico y vivir de él no es fácil. Si empiezas desde cero, sientes que hay mucho camino por recorrer y la falta de foco puede llegar a abrumarte.

Si además, no eres un crack de la tecnología digital, puede que te replantees si tienes madera para ser sherpa tecnológico.

Y si ya tienes un negocio creado y en marcha, pero no termina de funcionar como tú quieres, encontrar la forma de solucionarlo puede volverte loco.

En cualquier caso, ¡quiero ayudarte! Por eso, te animo a que te apuntes ahora al training gratuito de sherpas tecnológicos.

Es un entrenamiento 100% online (y gratis) en el que te contaré a lo largo de 4 clases en directo todo lo que sé para convertirte en sherpa tecnológico profesional y que puedas vivir de tu negocio de soporte.

¿Empezamos hoy mismo a lanzar tu carrera?

¡Sí! Ayúdame a convertirme en sherpa tecnológico

Acceso gratuito
a la Academia de
Hormigas en la Nube

+20 cursos disponibles sobre herramientas, marketing y ventas

Por tiempo limitado estoy regalando el acceso a la librería de recursos de la Academia de Hormigas en la Nube.

Cursos de ActiveCampaign, Elementor, Beaver Builder, WordPress, Copywriting, ventas, email marketing y más te estan esperando dentro. Disponible gratis por tiempo limitado.

Mockup escritorio herramientas
Ir arriba