No lo pienses más, sabes que estás hecho para emprender con éxito

¿Cuánto tiempo llevas siguiendo a Javier?

Si eres asiduo a su blog, en muchos momentos tendrás los dientes largos si, como yo, tú también quieres emprender con éxito con tu blog igual que él.

Ves las estadísticas de su segundo cumpleblog y piensas, “si yo pudiera…, a mí también me gustaría!”

No te voy a engañar. Ya de primeras te lo digo, ¡emprender es complicado!

Y emprender con éxito como él… ¡complicadísimo!

Pero, seguramente, no por lo que estés pensando de las dificultades burocráticas, todo el papeleo que hay que hacer, el dineral que cuesta ser autónomo en España…

¡Todo eso, por supuesto, lo dificulta! Pero somos nosotros mismos los que nos ponemos las mayores trabas para emprender.

Siguiendo a Javier en su blog, sabrás ya mucho de su historia y cómo pasó de ser un trabajador por cuenta ajena a emprender.

¡Todo dificultades!

Es posible que tras solo las primeras líneas estés pensando, “Joder, y si ya de primeras me lo estás  pintando tan difícil, ¿por qué voy a emprender?”

De hecho, visto así…

¡Pues es verdad! Soy yo el que te lo va a preguntar, ¿por qué quieres emprender?

Yo te voy a plantear varios motivos y tú mismo verás si realmente quieres emprender.

Motivos por los que emprender (y por los que no hacerlo)

#1. Llevar el estilo de vida que deseas

Emprender es un estilo de vida. No todo el mundo vale para emprender, pues tienes que querer realmente aquello que supone.

Es un cambio radical al trabajo por cuenta ajena que durante tantos años se ha inculcado.

Pero es el mejor estilo de vida para que realmente los tres puntos clave en tu vida tengan la misma dirección: ser-hacer-tener. Te haces responsable de tu vida profesional y no la dejas en manos de terceras personas.

Si no quieres ser uno más de los que se conforman con una cerveza en el bar para intentar desconectar o con 15 días en verano para poder relajarte de tu día a día… ¡coge las riendas de tu vida profesional!

Eso sí, no te recomiendo emprender como mera opción “paracaídas” por no tener un trabajo. Eso de lanzarse por lanzarse… como que no. Las cosas claras que luego vienen los lloros.

#2. Dedicarte a lo que realmente te gusta

¿Qué mejor manera de hacer realmente lo que quieres que montártelo tú mismo?

Si decides dar el paso y quieres emprender con éxito, es fundamental que te dediques a aquello que realmente te apasiona y tienes talento. (De esto te hablaré más adelante).

Es cierto que en muchos casos puede parecer muy complicado y por lo general de quienes tienen un perfil técnico (diseñador gráfico, informático…) nos resulta más fácil encontrarle posibilidades de emprendimiento, pero todo puede tener futuro.

En realidad, a día de hoy, ya no existe eso de profesiones con salidas que antes tanto escuchábamos. Seguro que conoces informáticos sin trabajo y viajeros con él ¿o no? ¡Pues para muestra un botón! 😉

#3. Aportar valor a los demás

Tienes conocimiento o experiencia (o ambas dos) en aquello que realmente te gusta. ¡No tengo la más mínima duda!

Y cuanto más te gusta algo, más interesado estás en aprender, crecer y mejorar, lo que lleva a que, cuanto más hagas eso, más valor podrás aportar a los demás con lo que haces.

El fin es poner al servicio de los demás tu talento y el resto de personas te recompensarán, no solo con dinero (que también) sino con contactos, experiencia, amistad… Como las buenas relaciones será un “win-win”.

#4. Libertad de verdad

Emprender es sinónimo de libertad. Pero de libertad bien entendida. Como ya sabes, emprender con éxito no es montar tu blog, poner enlaces de afiliado y esperar todos los meses el dinero en tu cuenta del banco. Por supuestísimo que tener un blog es fundamental. La famosa semana laboral de 4 horas de Tim Ferris no es tan en realidad de 4 horas.

Eres tú quien decide en tu vida, eso sí. Te conviertes como te decía en responsable total de tu vida profesional con todo lo bueno y lo malo. Tendrás que ser disciplinado, comprometido, valiente para salir de tu zona de confort…

Puedes conseguir en un año grandes cosas, como por ejemplo Antonio G, pero la libertad al igual que el éxito tiene un precio y tienes que estar dispuesto a pagarlo.

#5. Nunca ha sido tan fácil y barato

Si quieres emprender estamos en el mejor momento. Nunca ha sido tan sencillo como ahora. En unas horas puedes tener montado tu blog, el cual será tu cuartel general. El gasto de primeras es mínimo.

Si lo deseas, puedes en una sola tarde comprar tu dominio en Namecheap, descargarte WordPress, alojarlo en un sitio como Raiola y listo. Por menos de 100 euros al año puedes haber montado tu negocio en la nube.

#6. La globalización es para todos

Internet ha revolucionado el mundo y, como te decía, en una sola tarde por 7-8 euros al mes puedes tener tu negocio en la nube.

En el paradigma laboral que nos encontramos actualmente, tus seguidores, suscriptores, clientes… se encuentran en cualquier lugar del planeta y eso es una suerte con la que hace tan solo unos años no contábamos.

A día de hoy, tu nicho de mercado ya no se encuentra solo ubicado en tu barrio, sino que estás en disposición de poder ofrecer tus productos y servicios a alguien que está, tanto en la otra punta de la calle como del mundo.

Cómo emprender con éxito

Emprender se había convertido en una solución a la crisis últimamente, pero emprender en realidad es más un estilo de vida, como te comentaba.

De hecho, tener un blog es una ardua tarea. Nada es tan fácil como parece, pero merece la pena.

No voy a hablarte de claves técnicas para emprender, aquí en el blog tienes una colección de artículos en los que Javier te lo facilita.

Vengo a comentarte las claves que realmente van más con el cerebro que con el ordenador pero, por supuesto, para emprender con éxito

#1. A qué quieres dedicarte

No se te ocurra lanzarte a la piscina.

Como dice el refrán, “los cementerios están llenos de valientes”. No estoy diciendo que no seas valiente y des el paso, claro que sí, pero con cabeza.

Aunque en todo momento te estoy hablando de montar tu blog y el coste de emprender digitalmente sea mínimo en comparación a, por ejemplo, montar un bar desde cero, no significa que te lances al ruedo sin capote.

Si no tienes clara tu vocación, primero dedícate el tiempo suficiente a descubrir a qué quieres dedicarte y después ya llegará el momento de emprender.

Las prisas no son buenas y lo mejor es tener antes las cosas claras que luego, como ya te dije antes, vienen los lloros.

A fin de cuentas, estamos hablando de los cimientos de tu proyecto emprendedor. No nos entraría en la cabeza edificar nuestra casa con unos cimientos de paja como el primer cerdito del cuento, ¿verdad?

Pues dedicarte a algo que no es tu talento y pasión… ¡acaba siendo un error! Nadie es capaz de ser bueno y estar feliz dedicándose durante muchos años a algo que no le gusta.

En resumen, descubre que te gusta y con qué se te pasa el tiempo volando y busca la manera de ponerlo al servicio de los demás.

#2. Aprendizaje

Quizá ya sepas cuál es tu pasión y seas un auténtico experto en ella, pero… ¿y si no es así?

Para emprender con éxito es necesario ser un experto. La gente de éxito es experta en algo. Pero por supuesto puedes ir empezando aunque no seas un referente.

Eso sí, son fundamentales tres aspectos:

Sitia tu cerebro: como suele contar Sergio Fernández (creador del master de emprendedores) sitia tu cerebro. Si quieres aprender de algo, no te conformes con formarte y ya está, si no que empápate de todo lo relacionado.

Haz que tu cerebro piense en eso al máximo. Está demostrado que atraemos a nuestra vida aquello en lo que pensamos, por lo que centrar a tu cerebro en ello será fundamental.

Formación continua: No dejes de aprender en ningún momento, tanto teoría como práctica. Si lo que aprendes no lo pones en práctica no te servirá, al menos para tanto.

El mercado laboral actual es un entorno cambiante y exigente por lo que para emprender con éxito es imprescindible una mejora continua.

Relaciones: Rodéate de los mejores. ¡Así de sencillo!

Para ser un emprendedor de éxito tendrás que rodearte de personas de éxito. Aprender de los mejores (admirándolos no envidiándolos) y tener en cuenta que, como decía Jim Ronh “eres la mezcla de las cinco personas con las que más te relacionas”.

No puede haber éxito sin networking tanto en el 2.0 como llevado luego al 1.0, que es donde se vive la vida.

#3. Metas

Aunque tengas clara tu meta y sepas lo que quieres, mantenerte en el camino para emprender con éxito no es sencillo.

Por supuesto, tener claridad es fundamental y, como se suele decir, es fuerza para el cerebro, pero no es suficiente, porque nuestro cerebro ante el esfuerzo “se echa para atrás” y si encima la meta está lejos…

Llegar a vivir como un emprendedor digital es muy complicado. Emprender es una carrera de fondo por lo que mantener el foco y el compromiso es difícil.

La meta está clara, pero hasta ella el camino es largo y complejo, y además es necesario que disfrutes de ese camino, así que lo mejor es que te marques objetivos y desarrollar una estrategia.

Imagina que quieres realizar el camino de Santiago, son demasiados kilómetros como para hacerlos del tirón. ¡A nadie se le ocurriría! Todo el mundo prepara una estrategia, lo recorre por etapas, se marca metas “volantes”…

Pero si te marcas objetivos diarios bien planificados es posible llegar a esa meta. Si no lo haces así, lo más seguro es que abandones por el camino porque perderás de vista tu meta y una vez que la meta se diluye… ¡desistirás!

#4. Foco

Para tener éxito hay que ser un referente y para ser un referente has de tener foco.

Centrarse y concentrarse.

No hay otra forma de emprender con éxito.

Como dijo Einstein: “La genialidad es la capacidad de enfocarse en una sola cosa durante un largo tiempo sin perder la concentración”.

A todas las personas nos cuesta mantener el foco, de hecho tenemos mucha facilidad para eso que hoy en día llamamos procrastinar.

Es cierto que vas a tener que realizar muchas tareas como emprendedor y aunque no quieras tendrás que ser multitarea como veremos después, pero no perder el foco de lo principal es esencial.

Sé que estoy siendo pesado, pero recuerda que emprender con éxito es una carrera de fondo, por lo que levantar cada mañana y mantenerse enfocado en la causa principal es tan complicado como fundamental.

#5. Multitarea

No somos multitarea, pero en el fondo tienes que serlo. Al menos, con “suerte”, de primeras.

Si a ti te gusta dedicarte meramente a la tarea que realizas, lo siento, no puedes emprender.

¡No quiero ser aguafiestas, pero es así! ¡Pregúntale a cualquier emprendedor!

De la infinidad de horas que dedicas al día a emprender con éxito, un gran porcentaje de ellas te toca hacer tareas que no están relacionadas con la que desempeñas, pero que son fundamentales para avanzar a buen paso.

Cuanto menos de primeras, hasta que puedas empezar a delegar, tienes que ser gestor, técnico, creativo, editor…

Por ponerte mi propio ejemplo, he dedicado horas a crear el blog, configurar plugins como thrive leads, thrive content builder, el email marketing con mailrelay, pruebas de grabación y edición en vídeo, aprender diseño básico con photoshop…

Y tengo que reconocer que algunas de ellas hasta resultan entretenidas, pero cuando tocan de esas que no… ¡nadie dijo que fuera fácil! 😉

Eso sí, dedicándote a aquello que te gusta todo es mucho más sencillo. No digo que no haya que trabajar duro, que por supuesto que sí. Pero una cosa es sentir que trabajas duro y otra que te estás sacrificando.

#6. Comprométete contigo mismo

Si quieres tener éxito, comprométete. Pero comprométete contigo.

Mira realmente dentro de ti y además de descubrir tu talento que te decía en el primer punto, ten claro que eso es lo que te haría feliz.

El éxito es felicidad y vivir el presente. Levantarte cada mañana y hacer lo que realmente quieres queriendo lo que haces.

Pero para levantarte cada mañana y disfrutar el día a día tiene que apasionarte lo que haces, sino en muy poco tiempo abandonarás.

A lo largo del camino emprendedor, irán apareciendo las dificultades. No existe persona a la que la vida no le presente obstáculos, problemas, dudas, bajones emocionales… y tu compromiso contigo mismo será la clave para superarlos, si no abandonarás.

La diferencia entre los emprendedores de éxito y los que no, no es más que los primeros perseveraron contra viento y marea y los segundos en algún momento del camino abandonaron.

Si te pegas la leche, tu compromiso para conseguir emprender con éxito hará que te levantes.

El compromiso te exige disciplina, te exige afrontar tus miedos y salir de tu zona de confort, te exige asumir la responsabilidad en primera persona y no delegarla o ponerla en otras… y por supuesto, te exige que pases a la acción, porque ahí es donde suceden las cosas.

#7. Acción

¡La definitiva e imprescindible!

¡Sin acción nada sucede en la realidad!

De nada sirve que cumplas lo que hemos visto a lo largo del artículo si no lo llevas a la acción. Carece de sentido soñar para dejar que tus sueños se queden tan solo en eso.

Puedes decir que tienes una gran idea, puedes contar a los 7 vientos lo claro que tienes cuál es tu misión, puedes estar lleno de buenas intenciones y deseos… pero, ¡sin acción no hay éxito!

En esta vida lo que queda es lo que haces. Así que olvida el miedo, el estado de ánimo, las dudas… y ¡lánzate!

La acción no te asegura el éxito, pero lo que sí está claro es que no puede haber éxito sin acción.

¿Qué me dices, te lanzas a emprender con éxito?

Si quieres emprender con éxito, tendrás que llevar a cabo las 7 claves que te acabo de contar.

Bueno, fijo que tendrás que hacer mucho más, pero sin esos aspectos por mucho que hagas no será posible. Y si quieres saber más sobre todo esto de descubrir tu vocación y emprender, te regalo mi ebook «7 ideas que me llevaron a descubrir mi vocación (y que quizá te ayuden a ti también)«.

Como tanto te he dicho, es una carrera de fondo. Una carrera durante la que tienes que disfrutar y ser feliz. Si realmente lo de emprender es lo tuyo, no busques la felicidad al final del camino, sino que disfruta de lo que haces día a día.

Pon tu misión al servicio de los demás y disfruta de lo que haces.

¿Te has lanzado ya a la piscina? ¿En qué punto del camino te encuentras?

Descubre lo que
necesitas ahora
para vender más

Realiza el Quiz ahora y conocerás el resultado al instante

¿Quieres saber qué herramientas uso en mi negocio, cuáles recomiendo a mis clientes y cuál necesitas tú ahora mismo, en el momento actual en el que te encuentras, para vender más o mejor en tu negocio digital?

Realiza ahora mismo el quiz tecnológico que he preparado, para determinar tu fase actual, y decirte en el instante en que deberías enfocarte ahora mismo para vender más o de la mejor forma posible

Mockup escritorio herramientas
Ir arriba