Dónde subir tus vídeos

¿Dónde subir tus vídeos? Vimeo y otras alternativas bajo lupa

Si estás en el mundo del emprendimiento digital o tienes un negocio en Internet, ya debes saber que el vídeo es el formato más demandado y que mejor capta la atención y el interés de los usuarios.

El vídeo funciona mejor que mil palabras escritas, y mejor todavía que una imagen estática, o acaso te imaginas lecciones completas en una escuela online sin vídeo.

Pero la gran pregunta suele ser ¿donde subir tus vídeos? Es algo que me llega habitualmente al formulario de contacto.

Lo cierto es que la información se transmite y se digiere mejor cuando te colocas frente a una cámara y explicas tus ideas, sueltas tus argumentos y comienza la acción.

Para ofrecer tus productos, tus servicios o hablar de ti mismo resultará más convincente cuando aparezca tu cara y las personas escuchen tu voz, vean tus gestos y tu manera particular de ser tú mismo.

En Internet la cuestión radica en generar confianza, en conseguir que otras personas se identifiquen con quién eres, con tu experiencia de vida y con lo que sabes, con lo que ofreces y el video se convierte en un catalizador de todo lo anterior.

Así que si estás planteándote hacer vídeos para complementar las entradas de tu blog o cualquier página de tu sitio web, o para crear tu curso online, entonces necesitas subir tus vídeos en una plataforma que te permita indexarlos fácilmente donde quieras, sin que la velocidad de carga de tu página se vea afectada.

En esta oportunidad te voy a compartir varias plataformas especializadas para el alojamiento de vídeos.

¿Dónde subir tus vídeos? Te presento varias alternativas

Vimeo

Esta plataforma está dirigida a personas que se dedican a crear contenido artístico y creativo cuyo interés principal es lanzar un servicio de vídeo por suscripción.

Figuran vídeos musicales, cortometrajes, documentales… esta es la opción ideal si tu intención es mostrarle al mundo tu trabajo con una imagen en alta definición y muy profesional.

Su versión más económica cuesta 6 euros al mes y te permite 500 MB semanales para subir vídeos, hasta que alcances el total de 5 GB de espacio de almacenamiento en tu cuenta.

El inconveniente de este plan gratuito es que no puedes realizar vídeo con fines comerciales o vídeos que puedas monetizar. Es decir, no puedes ofrecer ni productos ni servicios, ni hacer tutoriales de productos ni insertar los videos en un sitio web de empresa como una escuela online.

La mayoría de personas se pregunta por qué tendrían que pagar una membresía para subir vídeos si lo pueden hacer en cualquier otra de forma gratuita. La principal razón es que en Vimeo, tus videos no van a tener anuncios ni antes ni durante ni después.

También, en sus versiones de pago puedes afinar al máximo la privacidad de tus vídeos para evitar la distribución no controlada de los mismos.

Si tienes un sitio de membresía o una escuela online, con lecciones en vídeo o video tutoriales, esta opción es ideal para evitar que tus videos puedan ser vistos en otro lugar que no sea tu sitio web.

YouTube

YouTube es el sitio líder de videos en Internet. Pertenece a Google y eso quiere decir que tienes más posibilidades de que tus vídeos aparezcan en los resultados de búsqueda.

Cuenta con más de 2.000 millones de usuarios activos mensualmente en el mundo. Se suben 500 horas de vídeo cada minuto y es la segunda red social más utilizada a nivel mundial, después de Facebook.

La misión de YouTube es ofrecer videos a los usuarios de manera rápida y fácil. Y así como los ofrecen también los puedes subir súper rápido, a unos cuantos clics te puedes abrir un canal de lo que se te antoje y comenzar a subir vídeos.

Lo que prima es el contenido del vídeo antes que los detalles técnicos. Tus videos los puedes hacer públicos o privados y gracias al gracias al HTML que se genera puedes insertarlo en tu página web sin problema.

Ten en cuenta que los visitantes que vean tus vídeos de YouTube en tu página web, en una entrada del blog, por ejemplo; es probable que terminen navegando en YouTube y saliéndose de tu sitio web.

Esto se debe a que el reproductor de  YouTube añade videos recomendados al finalizar tu propio video, además,  el título del video, el logo de YouTube y otros elementos, sacan al usuario de tu sitio web y lo envían a YouTube al hacer clic.

La publicidad en YouTube puede ser asfixiante pero también es cierto que es una fuente de ingresos para millones de Youtubers y es un canal que permite visibilidad a pequeñas y medianas empresas.

Si lo que buscas es darles popularidad y visibilidad a tus vídeos esta es una opción ideal. Pero si lo que quieres es crear una experiencia de vídeo más personalizada con tu marca o quieres compartir tus vídeos únicamente con usuarios de pago, entonces, esta opción no es para ti.

Sproutvideo

Este sitio de hospedaje de vídeos está dirigido a empresas.

Dentro de su plan de pago de 25 dólares al mes, ofrece una analítica de vídeo avanzada para que puedas hacer un seguimiento muy preciso del crecimiento e interacción de tu audiencia con tus vídeos.

También, cuentan con soporte personalizado, no muestran publicidad, soporta vídeos de alta calidad, hasta 8K  en cualquier formato y hasta lo puedes utilizar como tu plataforma de hosting para un sitio personalizado.

Cuenta con un reproductor de vídeo avanzado que lo convierte en una de las plataformas favoritas para estrategias de marketing digital, por ejemplo, te permite agregar un formulario de captura de leads en tu vídeo, que a su vez se integra con plataformas de email marketing.

Wistia

Esta plataforma es ideal para implementar estrategias de vídeo marketing que busquen captar nuevos clientes. Lo puedes integrar con Google Analytics y con herramientas de email marketing como Mailchimp o Get Response.

Destaca por las herramientas de medición y seguimiento que coloca a tu alcance para que tengas datos que te permitan medir el comportamiento del usuario con tus videos: cuánto tiempo vio tu vídeo, porcentaje de rebote, que partes del vídeo son las que más vio, saber en qué punto el usuario ha abandona la visualización del vídeo…

Esta plataforma va más allá de contabilizar likes o número de reproducciones o ganar popularidad. Está enfocada en empresas que buscan implementar estrategias de videomarketing orientadas al SEO.

Si te da curiosidad puedes comenzar con su plan gratuito que te permite hasta 250 suscriptores.

publit.io

Esta herramienta te va a servir como un “servidor” o un “Dropbox” para alojar, procesar y entregar imágenes, audios y vídeos.

En el sitio web oficial lo definen como un software de gestión de activos digitales y proporciona un sistema para controlar archivos de video en la web.

Funciona muy bien con WordPress porque con el plugin, Publitio Offloading, puedes conectar la carpeta de “Medios” de tu web con tu cuenta en Publitio.

Soporta vídeos de hasta 5 GB, te permite colocarles una marca de agua a cada uno de ellos para que protejas tus vídeos del plagio y puedes usar un reproductor HTML5 gratuito para sitios web, que es fácil de instalar y usar.

Tiene varios planes de pago, pero puedes comenzar a probarlo con el plan gratuito que te ofrece hasta 10 GB de espacio de almacenamiento.

Vdocipher

Si te dedicas a crear contenido Premium o tienes una escuela de formación online, lo tuyo es evitar que tus vídeos sean fácilmente descargados y pirateados. Con esta herramienta de alojamiento de vídeos vas a conseguir que tu contenido no se pueda descargar con ningún plugin o software de Internet.

Utilizan una tecnología de encriptado de vídeo similar a la que utiliza Netflix. Los estándares de seguridad a través de los cuales reproducen los vídeos están aprobados por Hollywood, así que cuentan con una gestión de Derechos Digitales muy potente.

Por eso, en el sitio oficial de VdoCipher se presentan como la solución más segura de hosting y transmisión de videos para empresas de e-learning, medios de comunicación y marketing.

Esta herramienta la puedes integrar en WordPress con el plugin de video VdoCipher WordPress, que funciona a través de códigos cortos.

Puedes comenzar a probarlo en su versión gratuita que te ofrece 5 GB de ancho de banda y 10 videos.

Amazon S3

Amazon también tiene disponible varios servicios web, AWS (Amazon Web Services). Dentro de AWS encontramos S3 (Simple Storage Service).

Consiste en un servicio de alojamiento de datos en la nube en el que solo pagas por el espacio de almacenamiento que utilices y la cantidad de archivos que transfieras.

Le permite a los “desarrolladores enfocarse en innovar, en lugar de perder tiempo en averiguar cómo almacenar los datos”.

Sus creadores lo definen como un servicio de almacenamiento masivo y multipropósito, que te permite colgar todos tus datos en los Data Center de Amazon:

«Amazon S3, almacena cientos de miles de millones de objetos y su función consiste en almacenar y recuperar a través de la web cualquier volumen de datos, en cualquier momento y lugar. Amazon S3 está diseñado para proporcionar una durabilidad del 99,999999999% y una disponibilidad del 99,99% a lo largo de un periodo de un año para sus necesidades de almacenamiento en la cloud».

Lo puedes utilizar para alojar sitios webs estáticos, copias de seguridad y archivos multimedia como imágenes o vídeos.

Una de sus fortalezas es que vas a contar con una capacidad de almacenamiento ilimitada porque entre más almacenes, más tendrás que pagar.

Otra ventaja es que puedes navegar en la nube de Amazon S3 desde el escritorio de tu ordenador como si estuviera integrado a tu propio sistema operativo, a través de S3Fox, una extensión de Firefox. Lo negativo es que dependes de este navegador para utilizarlo.

Este servicio es ideal si tienes en mente un proyecto con una gran necesidad de almacenamiento de datos o necesites almacenar varias GB de imágenes y vídeos sin tener que hacer una inversión económica muy alta. Por ejemplo, para 16000 imágenes y 500 videos, disponibles para 4000 usuarios diarios puedes llegar a pagar hasta 5 dólares mensuales.

Conclusión

Las plataformas de alojamiento de vídeo más utilizadas son Vimeo y YouTube. Pero ya te has dado cuenta que hay una gran variedad de opciones disponibles en el mercado. Escoge la que mejor se integre a tu proyecto web y tus necesidades.

La cuestión es que no añadas directamente tus vídeos en tu servidor o servicio de hosting –que suelen tener una transferencia y almacenamiento de archivos y datos muy limitada– porque los usuarios que reproduzcan el vídeo van experimentar una carga lenta o muchas pausas durante la reproducción del mismo.

 Así que la solución es acudir a cualquiera de estas plataformas que ya cuentan con la tecnología necesaria en sus servidores para que miles de personas puedan ver a la vez el mismo vídeo sin inconvenientes.

Otra gran ventaja es que puedes proteger y controlar la distribución de tu contenido, sobre todo si creas vídeos al que solo deberían tener acceso suscriptores o usuarios de pago.

EN ESTE ARTÍCULO:

comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

no dejes de leer...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceso gratuito
a la Academia de
Hormigas en la Nube

+20 cursos disponibles sobre herramientas, marketing y ventas

Por tiempo limitado estoy regalando el acceso a la librería de recursos de la Academia de Hormigas en la Nube.

Cursos de ActiveCampaign, Elementor, Beaver Builder, WordPress, Copywriting, ventas, email marketing y más te estan esperando dentro. Disponible gratis por tiempo limitado.

Mockup escritorio herramientas
Ir arriba